¿De Dónde, de Quién la Verdad? — Consideraciones Bajo la Perspectiva “De Regreso al Cuerpo”

En una biblioteca, hay que esforzarse por adquirir conocimientos.

En una biblioteca, hay que esforzarse por adquirir conocimientos.

El postulado máximo de la perspectiva “De regreso al cuerpo” es que dentro del cuerpo humano tenemos la fuente suprema de la verdad de universo. O sea, cada persona puede decir: “Yo soy la verdad.” Pero eso es como tener una biblioteca en casa. Sólo por tener allí la biblioteca no significa que tendrá conocimientos superiores. Hay también que hacer esfuerzos por entender los conocimientos que se encuentran en aquella biblioteca.

Es por eso que ciertas personas entienden más la verdad que otras. Sí, todos tenemos la verdad dentro de nosotros; todos somos el imagen de Dios. Pero, certas personas buscan la verdad com sudor, lágrimas, sangre. Día y noche se preocupan en entender lo que es y lo que no es verdadero.

Las personas que hacen un tan gran esfuerzo adquieren una compresión superior de la verdad. Estos son los grandes sabios de la historia humana. Muchos de origines humildes, han dejado un legado de sabiduría para la historia humana.

Por medio de la reflexión interna, muchos sabios han descubierto la verdad.

Por medio de la reflexión interna, muchos sabios han descubierto la verdad.

Es por eso que, a veces, aun personas consideradas poco instruidas según los criterios académicos de la época, dejan para nosotros grandes enseñanzas de la verdad. Pero no basta sólo saber que la verdad está dentro de uno. Hay que buscarla, con lágrimas, con empeño, con sudor.

Los grandes descubridores de la verdad hasta su propia sangre estaban dispuestos a dar. En su sedienta búsqueda de la verdad, no escatimaban ni esfuerzos ni sacrificios. Estos, sí, son los grandes descubridores de la verdad, los grandes maestros.

Los que buscan en los libros encuentran sólo lo que se ha ya descubierto. Para adquirir nuevas verdades, hay que buscar dentro de uno mismo. Esto es el trabajo que hacemos aquí en este blog, juntos, ya por años. Iniciamos este blog en el solsticio de diciembre de 2012. Muchas personas creen que aquella fecha fue un momento sagrado en la historia de la humanidad. Pero todo inicio es suave, imperceptible. No se vieron grandes señales o transformaciones.

Fue, sin embargo, un momento de transformación, en que abandonamos la historia vieja para empezar una historia nueva. Si buscamos, podemos ver los señales de una nueva vida, una nueva libertad, una nueva felicidad. Hay que saber que el nuevo empieza en un momento de máxima oscuridad, un momento en que estamos realmente en el fin de lo viejo. De allí brota la nueva vida, de eso inicia la nueva esperanza.

El Significado del Cuerpo Como Fuente de Verdad

El cuerpo humano es la fuente de verdad.

El cuerpo humano es la fuente de verdad.

Si aceptamos que el cuerpo es la fuente de la verdad, ¿cuál es el significado de eso? ¿Qué implica para la unificación de las religiones? ¿Qué implica para la quebradiza paz del mundo? Cuando aceptamos que el cuerpo humano es la fuente de la verdad (o sea, la verdad está dentro de ti), aceptamos una fuente de verdad que es la misma para todos. La vieja sabiduría del mundo pierde su resplandor. Los libros del pasado pierden su lustre. En su lugar aparece la verdad de la vida. Cada persona puede decir: “Yo soy la verdad”.

El Cuerpo Humano, La Verdad, y la Unificación de las Religiones

Tomando por base el cuerpo humano como fuente de verdad, los miembros de las varias religiones pueden encontrar la unificación y la paz. La palabra “religión” viene de “re-ligar”, “re-atar”, “re-conectar”. ¿Qué está separado? ¿Qué necesita unificación? ¿Qué debe ser re-unido? La respuesta, como siempre, está dentro de uno mismo.

Tenemos dentro de nuestra personalidad varias áreas. Estas áreas han estado en guerra unas contra las demás. Guerra entre  el estómago y el corazón; guerra entre el corazón y el cerebro; guerra entre las dos partes del cerebro. Existe guerra dentro del propio ser de cada uno. La “guerra interna” se exterioriza en guerras externas. De allí hemos visto la historia de guerras de la humanidad. Especialmente el sigo XX fue el siglo más violento de la historia de la humanidad.

Pero todo se ha cambiado. El viejo árbol del mal ya está muerto. Basta ahora construir un nuevo mundo. Para construir un nuevo mundo, es necesario que, primero, construyamos la unificación interna. Con base en la unificación interna, podremos construir la unificación externa. Como siempre, toda respuesta está dentro de ti.

Paulo-Juarez Pereira
Ypsilanti, Michigan, USA
November 8, 2015

Photo Credits:

Library. Author: ; Source: http://bit.ly/1GQKMWS; Creative Commons License: Public domain.

Buddha. Author: Jonathan Choe; Source: http://bit.ly/1RGnymF. Creative Commons License: Attribution-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-ND 2.0).

El cuerpo es la verdad. Author: Noval Goya; Source: http://bit.ly/1SBuWk5; Creative Commons License: PublicDomain.

Advertisements

What do you think? ... And thanks for sharing your thoughts...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: